Spectrum - Página personal de Raúl Pelayo Díez-Andino



  Hoola  AntiSpam  Spectrum  

 Retroinformática Mole Hunter Fuente True Type 
 

...es nostalgia.


Allá por el año 1984 mi hermana mayor acabó el cole, octavo de E.G.B.,y como premio mi padre le regaló un flamante Sinclair ZX Spectrum + ¡de 30.000 pesetas!

Como podéis suponer, también se lo regaló a sí mismo y a todos los demás de la familia, claro.

Recuerdo cómo el primer día mi padre cargó con ilusión un programa simulador de la población de zorros y conejos. El programa te invitaba a introducir la población inicial de ambas especies y quizá algún otro dato que no recuerdo y con eso pintaba un par de gráficas de cómo evolucionaría en el tiempo el número de zorros y conejos. No recuerdo a mi padre cargando jamás ningún otro programa en aquel extraordinario ordenador. Los pequeños nos apropiamos para siempre de él y no se lo volvimos a dejar nunca a mi padre.

Mi padre tenía entonces la sana intención, como muchos otros padres que compraron el Spectrum, de que nos sirviese a los niños para aprender a programar. Mi hermana nunca compartió ese interés, cosa que no puedo decir de mí mismo. Pedí a mi padre que hablase con los informáticos de su trabajo (en una gran multinacional de neumáticos) y me trajo ni más ni menos que el manual (de tres folios) del ensamblador-desensamblador “GENS3-MONS3”. Tengo que decir que tardé años en saber qué era exactamente eso de un ensamblador. Ya os podéis imaginar el éxito que tuve leyendo aquel ultrarresumido manual de ensamblador con 10 años. Afortunadamente también le pasaron uno de los mejores programas copiones de todos los tiempos, el “VigoCopy 2”


A partir de ahí la historia de mi Spectrum es la historia de largas tardes copiando juegos en cinta y la historia de muchos de vosotros, con los hermanos o los amigos jugando con aquella fantástica máquina.


Llegué a poseer un amplísimo catálogo de juegos (varios cientos) por lo que son muy pocos los juegos comerciales de calidad que no conocí en su día. Afortunadamente hoy están casi todos disponibles en la red de redes. http://www.worldofspectrum.org


Otra de las cosas que llegué a tener fue la colección de los recortes de críticas y trucos de juegos de Spectrum del pequeño país. Lamentablemente una tarde de limpieza casera desapareció en las manos de mi madre para no volver a aparecer nunca más. Creo que muchos compartiréis conmigo ese sentimiento de vacío y desolación por haber perdido algo querido en vuestra infancia, aunque quizá en vuestro caso sea por un hámster o alguna otra cosa. En mi caso con alegría hace poco recuperé parte de ese recuerdo gracias a José Manuel: http://trastero.speccy.org/


Conservé muchos años el Spectrum en buen estado. En una ocasión se quedó tostado y lo llevamos a reparar. La avería costo 300 pesetas en el año 1990. Concretamente 100 pesetas un nuevo procesador Z80, y otras 200 pesetas la mano de obra con el cambio de membrana del teclado de propina. (1 euro=166,386 pesetas en el año 2002)


Lo usé incluso después de su muerte comercial en los años 90 y transmití el interés a mis hermanos pequeños que no tuvieron en casa una consola Nintendo ni otro ordenador jugable hasta bastante más tarde.


No sé en qué momento exacto lo metí en un armario y me olvidé de él. Allí estuvo unos años hasta que aparecieron los emuladores en la red de redes y entonces recuperé el interés por mi Spectrum. Tuve que cambiarle nuevamente la membrana del teclado, que hoy se vuelve a fabricar, y quedó como nuevo. Tengo incluso un periférico nuevo, el DIVide, en un cajón y aún no he tenido tiempo de probarlo.


A pesar de que tuve posteriormente otros ordenadores como el Amstrad PCW o un PC Pentium 120, siempre habrá un rincón de honor en mi archivo personal para mi flamante Spectrum.


Si aparte de la aparición del Spectrum, hay otro suceso en la historia de la informática que ha tenido una importancia innegable, es el progreso meteórico de Microsoft. Cuando yo estaba en la Universidad parecía claro que Microsoft se apoderaría de todo lo que rodea la informática (hoy ya no está tan claro). Para mí, ambas cosas, el Spectrum y Microsoft, fueron mucho tiempo el pasado y el futuro de la informática.

Hace poco fue el 25 aniversario del Spectrum (1982 - 2007). Dicha efemérides transcurrió casualmente mientras yo trabajaba en Microsoft y un compañero me hizo, con gran satisfacción, la foto del anacronismo Spectrum - Microsoft :




Documento editado por última vez a fecha 18 de enero de 2010